Project Description

Yoselin Gallardo nos acompaña desde Guadalajara, Jalisco, para compartirnos su historia de parto. Yose planeó un parto en casa y se preparó con consciencia y amor. Su labor de parto fue larga, pero Yose disfrutó y agradece el haber vivido ese proceso: sentir su pelvis abrirse, sentir la cabeza de su bebé. Sin embargo, su bebé venía en una posición complicada que le estaba impidiendo descender y después de una paciente espera, Yose y su equipo decidieron ir al hospital. Yose vivió una cesárea muy respetada donde el equipo médico la involucró en el proceso y pudo sostener a su hija en sus brazos en el quirófano. Pero al poco tiempo de nuevo los planes tuvieron que cambiar, pues se descubrió que la recién nacida tenía una enfermedad de plaquetas y tenía que ser hospitalizada. Por varios días Yose y su pareja vivieron la angustia de no poder sostener a su hija y también la angustia financiera de una cuenta muy elevada en el hospital. Pero con el apoyo de su comunidad superaron todos los retos y ahora están en casa con su hija, en salud, y compartiendo su historia.