Project Description

Vanesa empezó su camino a la maternidad en la adolescencia y pasó muchos años cumpliendo con los mandatos patriarcales de la maternidad. Con el paso del tiempo, su cuerpo le iba mandando mensajes que le decían cada vez más claramente que algo debía cambiar. Cuando sus hijos eran adolescentes, Vanesa dejó su primer matrimonio y empezó una nueva aventura de vida. En este proceso su vida se fue llenando de danza, de redes de apoyo, de mujeres inspiradoras, de trabajo importante que apasiona y motiva.      Vanesa no pensaba tener más hijos, pero la vida la conectó con un nuevo compañero y después de un tiempo empezó a sentir el llamado a ser nuevamente madre y a poder vivir la maternidad con todas las nuevas herramientas que había acumulado y aprendido. Así fue que Vanesa vivió un embarazo consciente y en ese proceso decidió con su mente y su corazón que quería un parto en casa. Gracias a todas las conexiones que ya había hecho, todo se fue dando y así Vanesa encontró a un equipo de parteras que la acompañó amorosamente, y que rodeada de amigas queridas, de su pareja, de sus hijos y de muchísimo amor, Vanesa parió en casa a su tercer hijo.