Project Description

Carolina fue una madre joven. Su instinto la llamó a buscar alternativas durante su primer embarazo, pero en ese momento era demasiado difícil acceder a una atención al parto respetuosa y Carolina parió en un hospital donde sufrió maltratos obstétricos y una hemorragia que después dificultó el apego con su hijo mayor. Carolina logró salir de la depresión posparto después de varios cambios de vida importantes y empezó a trabajar duro en recuperar su confianza en el vínculo con su hijo. También por esos tiempos terminó estudiando en una escuela para parteras urbanas y descubrió el rol de doula, en el cual acompañó a otras mujeres en sus partos en casa y algunos traslados al hospital. Esas experiencias la ayudaron a sanar y a recuperar la confianza en el parto. Durante su segundo embarazo Carolina sabía cómo organizar sus prioridades y cómo establecer límites y logró tener un bello parto en casa.