Project Description

Andrea, hija de padres oaxaqueños que tuvieron que migrar a la ciudad, nació en la Cuidad de México. Andrea describe el proceso migratorio de sus padres como una desconexión, por medio de esto algo se perdió, pero Andrea se ha encargado de sanar era herida y de reconectar con su cultura y recuperar el idioma mixe.  Durante su embarazo, Andrea empezó a escuchar historia y a aprender sobre la posibilidad de parir en casa. Andre nos cuenta de cómo en varias comunidades de Oaxaca se ha ido perdiendo el acceso a la partería debido a las restricciones impuestas a la profesión. En la CDMX Andre recibió el amoroso cuidado de una partera que la ayudó a sanar muchas de sus heridas y a superar los sentimientos duros y la tristeza de estar alejada de su pareja.  Al final de su embarazo, Andrea se fue a Ensenada con su pareja y ahí empezaron una nueva búsqueda de opciones para parir fuera del hospital. Después de varias vueltas encontraron el centro de Justicia en Salud en Tijuana y fue ahí donde recibieron a su hijo con amor y son jarocho.