Project Description

Pero después vinieron los retos físicos, pues su cuerpo y sobre todo su suelo pélvico, estaba sufriendo bajo el peso de todas las cosas que Ani llevaba cargando. Gracias a la práctica de hipopresivos especiales para el embarazo Ani pudo sanar su incontinencia urinaria y prolapso de vejiga, y ya con esa sanación empezó a buscar un segundo embarazo.  Su segundo embarazo lo vivió dichosa y tuvo un parto maravilloso, pero sufrió un gran maltrato en el proceso de obtener el certificado de nacimiento de su bebé y gracias a las denuncias que hizo al respecto ahora el proceso es más fácil para otras mamás.   Su tercer parto fue muy rápido, pero Ani ya con la sabiudría de todos los entrenamientos tomados y la experiencia de vivir el posparto dos veces, supo prepararse para descansar, sanar y disfrutar a sus hijos. Ani nos comparte sobre su experiencia de criar tres hijos desescolarizados, con una crianza respetuosa pero también honesta y sobre las muchas enseñanzas que el camino a la maternidad le ha brindado.